Solidaridad de Cataluña con Japón

Posteado el Marzo 29th, 2011 en Asia,Catalunya - Europa,Japó,Presentació,Publicacions / Publicaciones por Jaumegine

El 11 de marzo las televisiones de todo el mundo mostraron en directo las tremendas imágenes de un gran tsunami que arrasaba todo a su paso, las vidas y los bienes de una extensa región del noreste del Japón. 20 días después, la alerta nuclear en la central de Fukushima sigue amenazando el país. El “factor nuclear” sitúa la crisis en una peligrosa y dramática dimensión, aún de imprevisibles consecuencias. Hoy preocupa no tanto la grave situación económica provocada como la plena seguridad de los millones de personas que viven no lejos de los focos que irradian radioactividad. Y ocurre en un país que sufrió en 1945 los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki. 65 años después, el recuerdo de aquel trauma sigue vivo en la memoria de los japoneses.

 

Ha impresionado la serenidad, la disciplina y el civismo con que reaccionó el pueblo japonés ante tan fuerte sacudida. Y saben contener con gran entereza y dignidad el dolor infligido. Las últimas cifras oficiales contabilizaban unos 11.000 muertos, otros 17.000 desaparecidos y decenas de miles de desplazados obligados a abandonar la extensa zona devastada. Ante tal catástrofe, los valores colectivos han primando en todo momento sobre los egoísmos individuales. No se han visto reacciones individuales fuera de lugar, solo ejemplos de solidaridad colectiva y familiar. Ninguna escena de pánico o pillaje. Asimismo, los millones de ciudadanos del área de Tokio reaccionaron solidariamente ante las incertidumbres y otros problemas energéticos o logísticos. Y se esforzaron para ayudar a normalizar la situación reanudando, en la medida de lo posible, la actividad laboral en las empresas y los servicios. Toda una gran lección para los occidentales que disfrutamos y exigimos nuestros derechos individuales pero obviamos a menudo nuestros deberes colectivos. Los japoneses no esperaron que un Estado-providencia omnipresente le resuelva inmediatamente todos los problemas. Ante la fatalidad reaccionaron con responsabilidad y coraje sumando voluntades y esfuerzos colectivos.

 

Las instituciones japonesas se han visto desbordadas por la magnitud de la tragedia. Incluso el emperador Akihito, de forma solemne y por primera vez desde que accedió al trono, se dirigió a los japoneses para compartir con ellos el dolor y la consternación existente. El país estaba preparado para soportar grandes terremotos. Es evidente que no se preveyeron los posibles efectos directos de un gran tsunami sobre las centrales nucleares sitas en la  zona costera. Un análisis que harán los expertos. Tampoco es el propósito de este artículo analizar las responsabilidades políticas que se derivarán de la crisis. Pero esta tragedia  marcará un antes y un después también para la política japonesa. Se abrirá una nueva etapa en la historia contemporánea de Japón.

 

Japón es un gran y milenario país que en estos momentos tan dramáticos, merece nuestro reconocimiento y estima. Es una sociedad democrática, culta y estable. Tras la Segunda Guerra Mundial el país se modernizó, cambió su piel pero no su alma. Tiene su base en una amalgama religiosa o filosófica donde se yuxtaponen el sintoísmo, el budismo, el confucionismo y, más recientemente, el cristianismo. Esto explica su singularidad social de difícil comprensión para los occidentales y todos aquellos que desconocen la cultura japonesa. 

 

La amenaza de un desastre nuclear en la central de Fukushima sigue agobiando al país. El primer ministro Naoto Kan calificó, el sábado 26 de marzo, la situación en Fukushima como muy grave, precaria e imprevisible. Japón afronta una dura prueba. Como ha ocurrido otras veces, la superará y saldrá reforzado de esta grave crisis.

 

Cataluña ha mantenido tradicionalmente unas estrechas relaciones institucionales, económicas y culturales con Japón. Se le admira por su voluntad de mantener con convicción y tenacidad su identidad nacional y cultural en un mundo cada vez más globalizado y trivial. También por su capacidad de innovación y creatividad. Y sobre todo por ha sabido mantener una gran cohesión social.

 

Desde Cataluña expresamos nuestra plena y sincera amistad y solidaridad con el pueblo japonés.

  Publicado en el Butllletí del Centre d'Estudis Jordi Pujol nº 248, el 29 marzo 2011

  • Continuar Leyendo Comentarios desactivados en Solidaridad de Cataluña con Japón

En Pekín hay que hacer negocios, no pedir dinero

Posteado el Enero 8th, 2011 en Catalunya - Europa,Presentació,Publicacions / Publicaciones,Xina por Jaumegine

 

La reciente visita del viceprimer ministro Li Keqiang a Madrid despertó un interés inusitado. Fue muy bien recibido. China comprará más deuda española. Un gran respiro para unas arcas casi vacías. En 2011, los bancos y las cajas deben refinanciar unos 98.000 millones de euros, la mayor parte créditos al sector privado. El Estado otros 47.000 millones. Se comprende que en Madrid se recibiera al rey mago amarillo de Oriente con una larga alfombra roja. El presidente Zapatero presentó el compromiso chino como una muestra de la confianza de la segunda economía mundial a las reformas emprendidas por el Gobierno español

 

Pekín goza de la mayor bolsa de reservas de divisas mundial: 2,1 billones de $. Le urge diversificar su cartera exterior muy concentrada en los bonos del tesoro de EEUU. Comprando deuda española coloca sus enormes excedentes financieros a un interés elevadísimo, sin excesivos riesgos. España es un país de la UE que merece crédito. Pero la generosidad china, como los regalos de Reyes, no es gratuita. Los préstamos chinos deberán devolverse sumando intereses.

 

El apoyo financiero chino también tiene un precio político. Limita al deudor, la posibilidad de toserle al banquero. Y cuanto más se endeude menor será su capacidad de maniobra política ante el acreedor chino. La estrategia de Pekín ante los desequilibrios financieros y comerciales de la UE, es sutil. Podría ayudar directamente al euro apreciando el yuan. Pero no asume compromisos en Bruselas sí en Madrid. Prefiere saciar las urgencias financieras de países como Grecia, Portugal, Irlanda y España. Así gana aliados políticos para frenar las presiones de la UE para que se aprecie el yuan. En el G20 de Seúl algún país europeo mantuvo silencio. Y Zapatero obvió en Madrid cualquier referencia a la situación de los Derechos Humanos en China. Le Keqiang fue blindado para no incomodarle con preguntas sobre el encarcelamiento del premio Nobel de la Paz, Liu Xiaobo.

 

España cree que, si China compra deuda española, recuperará la confianza de los mercados financieros. Craso error. Puede ayudar a corto plazo. Pero solo la recuperará se impulsa ya y sin reservas las reformas estructurales, aún pendientes. Se ha perdido demasiado tiempo por falta de decisión y coraje del Gobierno. Y puede quedarse a medias. La OCDE  aplaudió la aprobada reforma laboral y la propuesta para el sistema de pensiones. Pero también insistió que las reformas pueden resultar insuficientes. Pidió cambios más contundentes.

 

La salida de la crisis no la traerán los reyes magos vengan de China, Alemania u otro lugar. No existen regalos gratuitos. No podemos endeudarnos más. Hay que trabajar más y mejor, aunque sea por algo menos. Las administraciones, las universidades, las empresas, los profesionales y los trabajadores deben ser más competitivas en un mundo global. A corto y medio plazo, la situación de las finanzas y del mercado laboral seguirá siendo complicada. Se saldrá de la crisis, a largo plazo y con esfuerzo, si las reformas se aplican seriamente.

 

Nuestra política exterior deberá reforzar su componente comercial. El presidente Artur Mas lo define como “Friendly Business”. Los Gobiernos deben desplegar una “diplomacia económica” como hacen nuestros mejores socios europeos. Hay que apostar por el sector exterior, excesivamente dependiente de la UE, para ganar cuota comercial en los mercados emergentes. China es el principal origen de nuestro elevado déficit exterior. Las tasas de cobertura en la balanza comercial de España con China fue, en período enero-octubre 2010, solo el 13,7%.

 

En sus recientes viajes a Pekín, Ángela Merkel, Nicolás Sarkozy y David Cameron acompañados de nutridas delegaciones empresariales, firmaron con los chinos fabulosos contratos de miles de millones de euros. No les pidieron préstamos, sino “hacer negocios”. Cuando Zapatero vuelva a China deberá cambiar su chip y asumir el “Friendly business”. Y aprovechar el mejor regalo recibido de Li Keqiang: sus declaraciones calificando España como “un líder mundial en informática, turismo, servicios bancarios, energía renovables y agricultura moderna”. Y tiene razón. Contamos con empresas, grandes y PIMES, muy competitivas. Pero hoy en China, solo operan unas 600 empresas españolas, muchas catalanas.

 

En Madrid se firmaron más declaraciones de intenciones que contratos comerciales. Se habla de una lluvia de 5.600 millones de euros, pero el 97% correspondía a un contrato entre Repsol y Sinopec acordado en octubre. En 2011 se debe pasar de las declaraciones a los resultados buscados: lograr más contratos para las empresas. Las potencialidades del mercado chino son inmensas. Nuestro futuro económico también se juega en Asia.

  Publicado en ARA, el 8 enero 2011

  • Continuar Leyendo Comentarios desactivados en En Pekín hay que hacer negocios, no pedir dinero

Economía i coneixement d’Asia

Posteado el Enero 8th, 2011 en Asia,Catalunya - Europa,Presentació,Publicacions / Publicaciones por Jaumegine

La creació de la nova Conselleria d’Economia i Coneixement que lidera el professor Andreu Mas-Colell em recorda com van lligats ambdós conceptes. Vivim immersos en un món on el fàcil accés a la informació i la rapidesa dels mitjans de transport internacional fan desaparèixer o disminuir les distàncies entre els països i entre les persones. Però estar més informat, gràcies a les noves tecnologies, no comporta sempre més "coneixement". Perquè les veritables barreres són "culturals".  El desconeixement mutu de les arrels històriques, culturals i lingüístiques constitueix el gran mur que dificulta les relacions internacionals. Saber com són, senten i parlen les persones que pertanyent a altres civilitzacions, com els confucians, els musulmans i els hindús, és la clau per afavorir tot tipus de relacions, fins i tot les econòmiques i comercials. Catalunya necessita formar més joves amb estudis internacionals, interculturals i lingüístics. La seva formació correspon al món acadèmic amb el suport de l’empresarial.    .

El desconeixement sobre Àsia és gran. Per raons geogràfiques i històriques, hem mirat més cap al nostre Occident, europeu i americà, que cap al llunyà Orient. Ha arribat l'hora de girar els nostres ulls a noves latituds. Per potenciar les relacions amb Àsia cal formar un major nombre d’experts coneixedors dels àmbits polítics, econòmics, culturals i jurídics dels diversos països asiàtics. Sense aquests experts és més difícil per a les empreses catalanes iniciar i consolidar la seva presencia comercial i inversora en els grans mercats emergents. Els anomenats països BRIC només sumen el 4,5% de les comandes de productes catalans. Una necessitat urgent perquè el nostre comerç exterior es excessivament depenent de la UE. I es Àsia, sobre tot la Xina, l’origen del dèficit de la balança comercial de Catalunya.  També cal promoure i i incrementar els intercanvis turístics.  Àsia. és un creixent mercat emissor i receptor turístic amb una gran projecció de futur. La Organització Mundial de Turisme (OMT) estima que a l’any 2020 uns 100 milions de xinesos viatjaran al exterior.

Sean Golden, professor de la UAB, recorda sovint les experiències  d’Alemanya, França i Itàlia. Les seves universitats han format molts experts en Àsia. Una estratègia que els ha permès aconseguir, en comparació amb altres països europeus, una major pes comercial i inversor a la regió. Casa Àsia ha promogut els estudis asiàtics a les Universitats catalanes. Des del 2004 s’han impulsat les llicenciatures, màsters i altres propostes. Destaquen la UAB, la UB, la UPC, i la UOC. També a ESADE i IESE, entre altres escoles de negocis. I les beques de La Caixa formen bons professionals. L’obertura d’un Institut Confuci a Barcelona, el 15 d’abril de 2010, és un altra bona eina per l’ensenyament de la cultura xinesa a Catalunya. També cal potenciar els intercanvis acadèmics amb els asiàtics, a nivell de professorat i d’estudiants.

Les empreses catalanes necessiten més experts coneixedors d'Àsia. Molts professionals amb molt bona formació econòmica i empresarial han fracassat a l’hora de treballar en un país asiàtic perquè el desconeixen "culturalment". Cal saber com funciona el país, com són i pensen la seva gent, com és la seva cultura, la seva llengua. I sobre tot la seva forma de fer i entendre els negocis. Això és bàsic en els països asiàtics  on les “relacions personals o de confiança" són les claus per "fer negocis". Així mateix, el coneixement de les llengües, com el xinès, el japonès i el coreà, afavorirà la captació del turisme asiàtic. També, la relació i la integració social de les comunitats asiàtiques a Catalunya i el rol de nexes comercials amb els seus països d’origen. Si Catalunya vol ser una “Societat del Coneixement” en un món cada vegada més global e interdependent, no pot desconèixer la realitat i la diversitat de Àsia-Pacífic, el nou centre econòmic i comercial del món. El Segle XXI serà el segle d’Àsia i de la Xina i l’Índia en particular. El nostres principals competidors ja son i seran asiàtics. Les universitats asiàtiques estan apostant decisivament per formar joves molt emprenedors que estudien l’anglès per afrontar la Globalització. Les Universitats catalanes també han d’apostar més fermament per incloure la dimensió asiàtica en els seus programes d’ensenyament. Catalunya està en el bon camí però cal persistir.
Una major oferta i demanda d'estudis internacionals  i asiàtics afavorirà també la projecció exterior i la imatge  de Catalunya arreu del món.

Publicat a ARA, el 8 gener 2011

Páginas: 1 2

  • Comentarios desactivados en Economía i coneixement d’Asia

Barcelona más cerca de Qatar

Posteado el Diciembre 18th, 2010 en Asia,Catalunya - Europa,Presentació,Publicacions / Publicaciones por Jaumegine

 

Pocos catalanes conocían Qatar antes que la FIFA le otorgase la organización del Mundial de Fútbol 2022. Pero la firma de un acuerdo de patrocinio entre el Barça y la Qatar Foundation ha despertado su interés por saber más sobre este pequeño país petrolero situado en el corazón del Golfo de Arabia.

 

Qatar, con una superficie de 10.836 km. cuadrados, una tercera parte de Cataluña, acoge un millón y medio de habitantes, si bien más del 80% son trabajadores extranjeros. En pocas décadas un paupérrimo país se ha convertido, según el FMI, en el país más rico del mundo con una renta por cápita alcanzaba los 88.233 $. Su capital, Doha, crece y se llena de espectaculares rascacielos siguiendo la senda de sus vecinas Abu Dhavi, Dubai o Bahrein. Con el maná de los petrodólares, fruto de sus inmensas reservas de gas, el emir Hamad bin Califa al Thani ha levantado un imperio financiero invirtiendo en todo el mundo a través de los fondos soberanos de la Qatar Investiment Authority. Alcanzó notoriedad con la compra de los almacenes Harrods de Londres, el Hotel Fairmont Raffles de Singapur y los estudios Miramax de Hollywood. Pero se conoce menos sus participaciones en Credit Suisse, Barclays y Banco Santander Brasil.

 

Qatar ha hecho pues una doble apuesta: modernización e internacionalización. Pero no hay que confundirlo con occidentalización. Es un país asentado en la cultura y tradición del Islam. No es Occidente. Y a menudo juzgamos otras realidades desde nuestra concepción occidental del individuo y la sociedad. Lo mismo ocurre cuando desde Occidente se juzgan sin conocer otras sociedades de matriz religiosa o cultural hinduista o confuciana. Es evidente que Qatar tiene claros déficits democráticos. Y ocupa el puesto 38º entre 169 países en el Índice de Desarrollo Humano del PNUD. Pero es un país joven, independiente desde 1971, que también se abrirá gradualmente en el ámbito de las libertades públicas.

 

El acuerdo con la Qatar Foundation es, desde una óptica económica, un fabuloso contrato que reportará al Barça unos ingresos de 165 millones de euros en 5 años. Pero la Junta de Barça ha vuelto a caer, en mi opinión, en otro error de comunicación que, basada en consideraciones internas, afecta a la imagen exterior de la marca Barça. El contrato bien pudo aparecer en los medios de comunicación como el mejor patrocinio jamás firmado y el fruto de “las excelencias y grandes capacidades” del Club. Muy superior a los firmados por sus principales competidores: el Manchester United y el Real Madrid, este último con una empresa de apuestas. Sin embargo, Le Monde, Financial Times y otros, presentaron el contrato como un mal necesario para salvar las maltrechas finanzas azulgranas. Las referencias del Barça, calificando el contrato como “un paso atrás” para dar luego otros pasos hacia delante, no ayudan a la imagen del club.  Pero, sobre todo, constituyen una innecesaria falta de consideración para la contraparte patrocinadora que desembolsa tal ingente suma.

 

Más allá del fútbol, Qatar es un excelente “hub” de comunicación con Oriente. Qatar Airways abrió un vuelo directo con Barcelona que, a su vez, permite conectar con los principales aeropuertos de Asia-Pacífico y África oriental. Otra gran apuesta de Qatar por Barcelona que debemos justamente agradecer.

 Publicado en ARA, el 18 diciembre 2010

Páginas: 1 2

  • Comentarios desactivados en Barcelona más cerca de Qatar

Societat Civil i Acció Exterior

Posteado el Noviembre 16th, 2010 en Catalunya - Europa,Presentació,Publicacions / Publicaciones por Jaumegine

 L'acció exterior adquireix un major pes estratègic a mesura que avancen els processos d’integració econòmica internacional. S'estan multiplicant els intercanvis entre Estats i entre ens subestatals. I Catalunya i Barcelona competeixen amb altres regions i ciutats del món. En aquest context, la Generalitat ha de potenciar una eficient acció exterior  amb una ferma estrategia: donar suport a la societat catalana per afrontar decididament els reptes de la Globalització.

Per què, qui, com i on s’ha de desenvolupar la acció exterior? En primer lloc, és imprescindible per exercir amb eficacia moltes competències del Govern: el foment del comerç i les inversions exteriors, el transport i les comunicacions, les universitats i la recerca, la sanitat i la qualitat mediambiental. Totes són actuacions internacionals. La Generalitat ha de liderar l’ acció exterior i comptar amb una estructura orgànica, adequada i eficient. És previsible que el futur Govern crei, a curt o a mig termini, un Departament de Relacions Exteriors. Tanmateix, és prioritàri encertar en el cóm s’assoleixen els objectius tot optimitzant els recursos personals i materials.

Cal evitar l’error de crear o mantenir un complex i poc àgil aparell burocràtic. Sí cal comptar en canvi amb un equip directiu de polítics i “experts” coneixedors de la realitat i la diversitat internacional. És evident que el President de la Generalitat ha de ser el cap i motor de l'acció exterior del pais. I que sigui desenvolupada de forma coordinada i descentralitzada pels diversos organismes públics. Tots han d'assumir la dimensió "exterior" en l'exercici de les seves competències específiques. Ara bé, el més important és, sens dubte, potenciar l’activa participació de “la Societat Civil”. Els Governs són actors internacionals. Però cada cop més, els vertaders protagonistes de l’ acció exterior son les empreses i les organitzacions empresarials, sindicals i professionals, les universitats i centres de formació, les ONG i altres entitats socials, culturals i esportives, etc.. Les seves activitats i també les d’alguns prestigiosos ciutadans creen la “imatge exterior” i alimenten el "soft power" del país. El FC Barcelona és, de ben segur, una marca catalana de renom internacional. També ho són entitats com ESADE i IESE.

Els Governs ha de “facilitar” les activitats transnacionals dels agents amb voluntat, dimensió i capacitat per internacionalitzar-se. El sector privat sol ser més àgil, ràpid i eficient que el sector públic a l'hora de reaccionar davant nous reptes internacionals. Cal aplicar el “principi de la subsidiarietat": el que es pugui fer millor des de la Societat Civil no ha de ser fet pels Poders Públics. 

On? Catalunya és un país europeu situat a la ribera nord del Mediterrani. A aquest doble component europeu i mediterrani amb projecció a América Llatina, ara cal sumar-hi, una nova prioritat acció geográfica: l’impuls de les relacións comercials amb Àsia-Pacífic, amb grans mercats com la Xina i l’Índia.

En tot cas, la Generalitat i els ens locals han d'assegurar un eficient “marc institucional" que afavoreixi -i mai entorpeixi- l’obertura del pais a l'exterior. Hem de comptar amb un teixit industrial i de serveis competitiu, més empreses multinacionals, millorar el rànquing d'excel·lència de les universitats, fomentar la Societat del Coneixement, participar en xarxes transnacionals, defensar a través de les ONGs els béns públics globals, etc. La clau mestra: sumar complicitats, sinergies i esforços entre els àmbits polític, empresarial, sindical, educatiu i sociocultural. És la millor manera de defensar els nostres interesos, endins dins i fora de Catalunya.
Publicat a AVUI, 16 novembre 2010

  • Comentarios desactivados en Societat Civil i Acció Exterior

UE-China: debilidades y contradicciones

Posteado el Noviembre 10th, 2010 en Asia,Catalunya - Europa,Presentació,Publicacions / Publicaciones,Xina por Jaumegine

La UE es la historia de un gran éxito. Reconcilió Alemania y Francia, los dos países que lideraron la reconstrucción económica europea culminada con la unión monetaria. Paralelamente, se amplió hasta tener 27 estados miembros con distinto nivel de desarrollo económico y social y de afección a los objetivos comunitarios. Pero no profundizó suficientemente en las reformas políticas necesarias para asegurar la gobernabilidad de una Unión tan heterogénea. Hoy padece una falta de liderazgo, de solidaridad y de una visión común necesaria para afrontar con decisión los nuevos retos de la Globalización. Es evidente que existen nuevas capacidades institucionales tras  aprobarse el Tratado de Lisboa. Pero debe mejorar la coherencia y la coordinación entre los miembros de la UE para alcanzar un mayor peso e influencia en las relaciones internacionales. La irrupción de China, India y de otras potencias emergentes hace más urgente un golpe de timón hacia la dirección correcta.

Las relaciones entre la UE y China son cada vez más contradictorias. Crece la interdependencia económica pero las relaciones políticas son cada vez más complejas. China asciende económicamente pero persiste con su modelo capitalista sin pluralismo político, lejos de los valores democráticos que comparten la UE y EEUU. En los dos últimos dos años se han producido situaciones políticamente tensas entre la UE y China como las que durante la presidencia francesa obligaron a aplazar en diciembre de 2008 la 11ª Cumbre, que se celebró finalmente en Praga el 20 de mayo de 2009. También la UE salió malparada diplomáticamente en la Conferencia sobre el Cambio Climático en Copenhague.

 

Algunas debilidades de la UE en su política exterior con Asia y con China en particular se manifestaron, el 6 de octubre, en la 13ª Cumbre UE-China que contó con la asistencia del primer ministro chino Wen Jiabao. El Comunicado Conjunto Final recogió el compromiso mutuo de abrir una nueva etapa en las relaciones UE-China. Muchas declaraciones de principios bien intencionadas. Pero no se logró avances y ni  mencionó ningún acuerdo concreto sobre los temas claves: la conveniente apreciación del yuan que provoca los actuales desequilibrios comerciales entre ambas partes, la insuficiente protección de los derechos de la propiedad industrial e intelectual  o la cuestión de los Derechos Humanos en China. El dossier sobre los Derechos Humanos provoca irritación en Pekín como quedó patente con su airada reacción tras anunciarse el 8 de octubre la concesión del Premio Nóbel de la Paz al disidente chino Liu Xiaobao. Lo considera una inaceptable intromisión en los asuntos internos chinos y sigue presionando a las chancillerías europeas para que boicoteen la ceremonia de entrega del premio que se celebrará en diciembre.

 

En Bruselas, la UE y China pusieron sus cartas sobre la mesa y allí quedaron. Otra oportunidad perdida. La UE no logró transmitir un mensaje unitario a Pekín. La estrategia china prioriza las relaciones bilaterales sobre las comunitarias. Tal vez la UE debería estrechar su colaboración con EEUU, Japón, India, Corea del Sur y otros países asiáticos. Se precisa que Pekín asuma sus responsabilidades internacionales no solo en los temas financieros, sino también en otras cuestiones como la protección de los Derechos Humanos, el calentamiento global y la proliferación nuclear en Irán y Corea del Norte. Pero Bruselas no tiene una posición común. Pekín lo sabe y va a lo suyo: proseguir con su desarrollo económico y posicionarse firmemente en los mercados mundiales. Ahora tiene como punto de mira a los mercados europeos.

 

Además de Bruselas, el primer ministro chino visitó Grecia, Italia, Alemania y Turquía. Con su generosa ayuda financiera a España, Grecia, Portugal e Irlanda gana aliados en la UE para frenar las presiones de Bruselas a Pekín para que aprecie el yuan. Y con sus prometidas inversiones en infraestructuras y logísticas, especialmente en varios puertos mediterráneos, China confía abrir vías para que sus empresas y productos gocen de un mejor acceso al mercado interior europeo. También esta abriéndose paso en Europa del este, especialmente en Polonia y Rumania.

 

Tras la gira europea del primer ministro Wen Jiabao en octubre, el presidente chino Hu Jintao  visitó Portugal y Francia los días 4 al 7 de noviembre. En Lisboa se comprometió a apoyar la recuperación de las maltrechas finanzas lusas comprando deuda pública. En París, se firmaron contratos industriales que podrían alcanzar, según fuentes chinas, los 14.000 millones de euros. Ayudarán a corregir el enorme déficit comercial que Francia tiene con China (20.000 millones de euros). Está claro que el Dalai Lama ya no volverá a pisar el Palacio del Elíseo.

  Publicado en Estudios de Política Exterior, el 10 noviembre 2010

Páginas: 1 2

  • Comentarios desactivados en UE-China: debilidades y contradicciones

Cumbres UE-Asia: China crece y se crece, la UE no suma

Posteado el Noviembre 5th, 2010 en Asia,Catalunya - Europa,Presentació,Publicacions / Publicaciones,Xina por Jaumegine

Los días 4 al 6 de octubre de 2010 se celebraron en Bruselas la 8º Cumbre ASEM (Asia-Europe Meeting) y la 13º Cumbre UE-China. Las cumbres fueron también el marco para varios contactos bilaterales entre diversos los jefes de Estado o de Gobierno asistentes. Estos encuentros se celebraron en un complejo contexto político y económico en el que destacan el imparable ascenso económico de China, la crisis financiera que acosa a determinados miembros de la UE y la denominada “guerra de las divisas” que afecta a las valoraciones del dólar y del euro con respecto a la del yuan y otras monedas de los países emergentes.

 

China es, tras superar a Japón, la segunda economía mundial. Solo tiene por delante a los EEUU. Tras estos tres países, aparecen en un ranking del Banco Mundial, 4 países europeos: Alemania (4º), Francia (5º), Reino Unido (6º) e Italia (7º). Si se suman a estos cuatro PIB los de España (12º) y los restantes países comunitarios, la UE es de largo la primera economía mundial. Sin embargo, mientras China crece la UE no siempre suma.  Sigue dividida y ausente a los ojos del mundo, especialmente para los asiáticos. Si observamos el mapa euroasiático, destaca el color amarillo del coloso chino mientras la UE aparece difuminada entre un mosaico de colores y un laberinto de barreras políticas. Podría ser mucho más que un gran mercado con una moneda única si actuase con una estrategia común y hablase con una sola voz en los ámbitos de la política exterior y de seguridad ante China y otras potencias emergentes.

 

La UE es la historia de un gran éxito. Reconcilió Alemania y Francia, los dos países que lideraron la reconstrucción económica europea culminada con la unión monetaria. Paralelamente, se amplió hasta tener 27 estados miembros, muy heterogéneos y con distinto nivel de desarrollo económico y social. Pero no profundizó suficientemente en las reformas políticas necesarias para asegurar la gobernabilidad de una Unión tan compleja. Hoy padece una falta de liderazgo, de solidaridad y de una visión común necesaria para afrontar con decisión los nuevos retos de la Globalización. Es evidente que existen nuevas capacidades institucionales tras  aprobarse el Tratado de Lisboa. Pero debe mejorar la coherencia y la coordinación entre los miembros de la UE para alcanzar un mayor peso e influencia en las relaciones internacionales. La irrupción de China, India y de otras potencias emergentes hace más urgente un golpe de timón hacia la dirección correcta.

 

a)   ASEM constituye un foro informal que desde 1996 favorece el diálogo político y la búsqueda de consensos entre Europa y Asia en cuestiones claves para asegurar la gobernabilidad mundial. La 8ª Cumbre ASEM convocó, los días 4 y 5 de octubre, a los 27 miembros de la UE, 16 asiáticos además de los representaciones de las instituciones comunitarias y del Secretaria General de la ASEAN. Participaron, por primera vez, 3 nuevos miembros, Rusia, Australia y Nueva Zelanda. Reunió a 46 estados que representaban el 58% de la población, el 50% del PIB y el 60% del comercio mundial. Los socios asiáticos de ASEM suman el 25% del comercio total de la UE. China, Japón, Corea del Sur e India representaron en 2009 el 12,9%, el 4%, el 2,3% y el 2,3% del comercio exterior de la UE. A la vez se organizaron varios foros que convocaron a delegaciones de parlamentarios, empresarios y otros representantes de las sociedades civiles de los países. También se reunió la Asia Europa Foundation (ASEF) que organizó la conferencia “Connecting Civil Societies”.

 

La Cumbre ASEM ofreció a europeos y asiáticos una excelente oportunidad para contrastar sus posiciones en cuestiones económicas y monetarias a las puertas de la cumbre del G20 (Seúl, 11 y 12 de noviembre) y a pocas semanas de que se celebre en Cancún la próxima cumbre sobre el Cambio Climático. También acogió varios encuentros bilaterales como el mantenido entre los primeros ministros Wen Jiabao y Naoto Kan enfrentados por la disputa territorial sobre las islas Sentaku/Diaoyu. La Cumbre aprobó el 5 de octubre, la Declaración “Hacia una más efectiva Gobernabilidad global”. Destaca el apoyo a una reforma de las cuotas del FMI que refleje adecuadamente el peso y las responsabilidades de las potencias emergentes en la economía mundial, un tema tratado en la cumbre del G20 celebrada en Seúl el 11 y 12 de noviembre. La UE mostró su disposición a ceder parte de su peso a las potencias emergentes, hasta dos de las nueve sillas que ocupa en el FMI.

 

b)   Mayor interés suscitó la 13ª Cumbre UE-China reunida el 6 de octubre con la asistencia del primer ministro chino Wen Jiabao. Se trataron temas claves como la valoración del yuan que afecta a las balanzas comerciales de los países de la UE o la situación de los Derechos Humanos en China. Todos ellos quedaron sobre la mesa sin acuerdo alguno. Más que un acercamiento se constató como aún persisten posiciones distantes entre la UE y China. Pero las diferencias también se dan entre los 27 miembros de la UE a la hora de afrontar el reto chino. Siguen priorizando los intereses estatales sobre los comunitarios.

 

La UE es el primer socio comercial de China y esta es, tras EEUU, el segundo socio comercial de la UE. En la primera mitad de 2010, China representaba el 8,5% de las exportaciones y el 17,8% de las importaciones totales de la UE. Según Eurostat, el valor del comercio exterior de mercancías de la UE se triplicó entre 2000 y 2009. Las exportaciones a China se incrementaron desde 26.000 millones a 82.000 millones de euros. También las importaciones subieron de 75.000 millones en 2000 a 248.000 millones en 2008 si bien cayeron a 215.000 millones en 2009 debido a la crisis económica. Alemania es el primer exportador a China (47%), seguido de Francia (10%), Italia (8%). Alemania también es el primer importador (23%) seguido de Holanda (17% por el “efecto Rótterdam”, Reino Unido (13%) e Italia (10%). Pero el déficit comercial de la UE con China sigue imparable y afecta a todos los estados excepto Irlanda y Finlandia. Los mayores desequilibrios afectan a Holanda, Reino Unido, Italia, España y Francia. En cambio, la UE gozó en 2009 de un superávit comercial en los servicios. La UE es también un inversor neto en China.

 

Los europeos acusan a China de infravalorar el tipo de cambio del Yuan para mantener, y si cabe incrementar, sus exportaciones a la UE. Una situación que perjudica la competitividad de las empresas europeas, alimenta el déficit comercial comunitario e interno y dificulta la recuperación económica y la creación de empleo en la UE. Existen otros conflictos como el de la insuficiente protección de los derechos de la propiedad industrial e intelectual en China. Pekín también ha endurecido el trato de las empresas europeas que operan en China. Las alemanas se quejan contra la agresividad de las empresas estatales chinas que, con el apoyo financiero gubernamental, desarrollan prácticas de “dumping” con las que ganan mercados y contratos públicos. BASF y Siemens han criticado las prácticas chinas que condicionan el acceso al mercado interior chino a las transferencias de tecnologías o de know-how por parte de los inversores. La UE también deberá competir con China para adquirir los llamados “materiales raros” imprescindibles para industrias como las alemanas. En este delicado tema Pekín ya enseñó sus dientes a Tokio en septiembre.

 

En Bruselas Wen Jiabao hizo oídos sordos a las pretensiones europeas de que el yuan se aprecie gradualmente para frenar las actuales tensiones monetarias. Pekín anunció en junio, antes de asistir a la cumbre del G20 de Toronto, que dejaría apreciar el yuan. Pero desde entonces solo subió un 2% respecto al dólar pero cayó un 9% respecto al euro.

 

Wen Jiabao utiliza la tradicional estrategia china de quejarse más que su interlocutor. Se excusa en que China es aún un país en vías de desarrollo que precisa la cooperación ajena para seguir creciendo económicamente, aunque sea a costa de los demás. Insiste en que China es un país emergente con una baja renta per cápita que debe crear más empleo para seguir la senda del desarrollo económico. Wen Jiabao dejó claro, en su intervención en Europe-China Business Forum, que una rápida y amplia apreciación del yuan causaría una catarata de cierres de empresas exportadoras chinas con una perdida de millones empleos, algo que provocaría una gran inestabilidad social en su país. Y concluyó que si China sufre conflictos económicos y sociales sería un desastre para el comercio mundial.

 

Pero el subdesarrollo chino no encaja con que China cuente con la mayor bolsa de reservas de divisas del mundo. Además de Bruselas, Wen Jiabao visitó Grecia, Italia, Alemania y Turquía lanzando el mensaje de que Pekín hará grandes esfuerzos para apoyar la estabilidad del euro aportando una generosa ayuda financiera a los países de la zona euro afectados por la crisis financiera. Desde principios de 2010, Pekín ha comprado deuda de España, Portugal, Irlanda y Grecia. Le urge diversificar sus compras de bonos extranjeros hasta ahora muy concentradas en los de EEUU. En su tour europeo, China se comprometió a seguir comprando bonos del tesoro y a invertir en proyectos de infraestructura o logísticos. Pero cabe recordar que los préstamos deberán devolverse. Y cuando más compren, menor será el margen de maniobra política de los países deudores europeos ante el acreedor chino. También las inversiones chinas facilitarán el desembarco de sus empresas y sus productos en el mercado interior europeo. Grecia e Italia sacaron una buena tajada del maná chino. Pueden convertirse en la puerta de entrada china en Europa. También España, Irlanda e incluso Hungría, Polonia y otros estados de Europa del este aspiran a serlo.

 

La estrategia china en la UE es clara: “divide y vencerás”. No asume compromisos en Bruselas pero si los busca en Atenas o Roma. Podría ayudar directamente al euro incrementando el valor del yuan pero prefiere ayudar financieramente a los países miembros de la zona euro. China confía que saciando las necesidades financieras de varios miembros de la UE, ganará aliados dentro de la UE para frenar las presiones de Bruselas para que aprecie el tipo de cambio del yuan.

 

A falta de una sola y firme voz europea, Pekín prefiere tratar separadamente con Berlín, París, Londres o Madrid. Y ya se sabe que cada Estado prioriza sus intereses nacionales. Nicolas Sarkozy normalizó sus relaciones con China durante su visita oficial a Pekín en abril y las reforzó, con ocasión del último viaje del presidente Hu Jintao a París del 4 al 6 de noviembre.  Buscó el apoyo chino a sus ambiciosos propuestas para la reforma del sistema monetario internacional. Quiere asegurarse el éxito en la próxima cumbre del G20 que organizará y presidirá Francia en 2011. También Angela Merkel visitó oficialmente Pekín en julio para apoyar a las empresas alemanas que operan en el complejo mercado chino. Alemania es el primer socio comercial de China en la UE con unos intercambios comerciales que alcanzaron la cifra de 20.700 millones de euros en 2009, con un claro superávit comercial favorable a China. Y los inversores chinos están invirtiendo, al igual que los rusos y árabes, en el mercado inmobiliario de Londres. Y Madrid presume tener unas excelentes relaciones “políticas”, aunque las comerciales son aún escasas, y confía que Pekín siga comprando deuda pública española.

 

c)   Las relaciones entre la UE y China son cada vez más complejas y contradictorias. Crece la interdependencia económica pero las relaciones políticas han empeorado. China asciende económicamente pero persiste con su modelo capitalista sin pluralismo político, lejos de los valores democráticos que comparten la UE y EEUU. En los dos últimos dos años se han producido situaciones políticamente tensas como las que durante la presidencia francesa en 2008 obligaron a aplazar la 11ª Cumbre UE-China, celebrada finalmente en Praga el 20 de mayo de 2009.

 

Los resultados de la 13ª cumbre UE-China en Bruselas fueron otra vez agridulces. El Comunicado Conjunto Final expresaba el compromiso de las partes de abrir una nueva etapa en las relaciones UE-China. Pero no mencionó ningún acuerdo concreto sobre los temas clave como la conveniente apreciación del yuan que provoca los actuales desequilibrios comerciales. Tampoco referencia alguna a la cuestión de los Derechos Humanos en China. Herman Van Rompuy y Juan Manuel Barroso afirmaron haber dialogado abiertamente con Wen Jiabao sobre este espinoso tema y insistieron en que China debe  ratificar el Pacto Internacional sobre los Derechos Civiles y Políticos aprobado por las NNUU en 1966. Pekín solo ha ratificado el Pacto Internacional sobre los Derechos Económicos, Sociales y Culturales. El dossier sobre los Derechos Humanos irrita a China como quedó patente con su airada reacción tras anunciarse el 8 de octubre la concesión del Premio Nóbel de la Paz al disidente chino Liu Xiaobao.

 

En la cumbre de Bruselas la UE y China pusieron sus cartas sobre la mesa y allí quedaron. Otra oportunidad perdida. La UE no logró transmitir un mensaje unitario a Pekín. Debería estrechar la colaboración con EEUU, Japón, India, Corea del Sur y otros países asiáticos para lograr que Pekín asuma sus responsabilidades internacionales en temas como los Derechos Humanos, el calentamiento global y la proliferación nuclear en Irán y Corea del Norte. Pero parece que Pekín va a lo suyo: proseguir con su desarrollo económico y posicionarse firmemente en los mercados mundiales. También en el mercado interior europeo.

 

El Tratado de Lisboa constituyó un gran avance institucional para lograr una UE más coordinada en la escena mundial. Pero el problema de fondo es la falta de voluntad de los Estados para adoptar posiciones comunes en la política exterior. China lo sabe y actúa en consecuencia. Tras la gira europea de Wen Jiabao en octubre, también el presidente chino Hu Jintao visitó Portugal y Francia a principios de noviembre. Fue recibido con una gran alfombra roja. Mientras la UE no acaba de sumar, China crece y se crece ante la UE.

 Publicado en ESADEgeo, el 5 noviembre 2010

  • Comentarios desactivados en Cumbres UE-Asia: China crece y se crece, la UE no suma

Cumbres UE-Asia: China crece y se crece, la UE no suma

Posteado el Noviembre 5th, 2010 en Catalunya - Europa,Presentació,Publicacions / Publicaciones,Xina por Jaumegine

Los días 4 al 6 de octubre de 2010 se celebraron en Bruselas la 8º Cumbre ASEM (Asia-Europe Meeting) y la 13º Cumbre UE-China. Las cumbres fueron también el marco para varios contactos bilaterales entre diversos los jefes de Estado o de Gobierno asistentes. Estos encuentros se celebraron en un complejo contexto político y económico en el que destacan el imparable ascenso económico de China, la crisis financiera que acosa a determinados miembros de la UE y la denominada “guerra de las divisas” que afecta a las valoraciones del dólar y del euro con respecto a la del yuan y otras monedas de los países emergentes.

 

China es, tras superar a Japón, la segunda economía mundial. Solo tiene por delante a los EEUU. Tras estos tres países, aparecen en un ranking del Banco Mundial, 4 países europeos: Alemania (4º), Francia (5º), Reino Unido (6º) e Italia (7º). Si se suman a estos cuatro PIB los de España (12º) y los restantes países comunitarios, la UE es de largo la primera economía mundial. Sin embargo, mientras China crece la UE no siempre suma.  Sigue dividida y ausente a los ojos del mundo, especialmente para los asiáticos. Si observamos el mapa euroasiático, destaca el color amarillo del coloso chino mientras la UE aparece difuminada entre un mosaico de colores y un laberinto de barreras políticas. Podría ser mucho más que un gran mercado con una moneda única si actuase con una estrategia común y hablase con una sola voz en los ámbitos de la política exterior y de seguridad ante China y otras potencias emergentes.

 

La UE es la historia de un gran éxito. Reconcilió Alemania y Francia, los dos países que lideraron la reconstrucción económica europea culminada con la unión monetaria. Paralelamente, se amplió hasta tener 27 estados miembros, muy heterogéneos y con distinto nivel de desarrollo económico y social. Pero no profundizó suficientemente en las reformas políticas necesarias para asegurar la gobernabilidad de una Unión tan compleja. Hoy padece una falta de liderazgo, de solidaridad y de una visión común necesaria para afrontar con decisión los nuevos retos de la Globalización. Es evidente que existen nuevas capacidades institucionales tras  aprobarse el Tratado de Lisboa. Pero debe mejorar la coherencia y la coordinación entre los miembros de la UE para alcanzar un mayor peso e influencia en las relaciones internacionales. La irrupción de China, India y de otras potencias emergentes hace más urgente un golpe de timón hacia la dirección correcta.

 

a)   ASEM constituye un foro informal que desde 1996 favorece el diálogo político y la búsqueda de consensos entre Europa y Asia en cuestiones claves para asegurar la gobernabilidad mundial. La 8ª Cumbre ASEM convocó, los días 4 y 5 de octubre, a los 27 miembros de la UE, 16 asiáticos además de los representaciones de las instituciones comunitarias y del Secretaria General de la ASEAN. Participaron, por primera vez, 3 nuevos miembros, Rusia, Australia y Nueva Zelanda. Reunió a 46 estados que representaban el 58% de la población, el 50% del PIB y el 60% del comercio mundial. Los socios asiáticos de ASEM suman el 25% del comercio total de la UE. China, Japón, Corea del Sur e India representaron en 2009 el 12,9%, el 4%, el 2,3% y el 2,3% del comercio exterior de la UE. A la vez se organizaron varios foros que convocaron a delegaciones de parlamentarios, empresarios y otros representantes de las sociedades civiles de los países. También se reunió la Asia Europa Foundation (ASEF) que organizó la conferencia “Connecting Civil Societies”.

 

La Cumbre ASEM ofreció a europeos y asiáticos una excelente oportunidad para contrastar sus posiciones en cuestiones económicas y monetarias a las puertas de la cumbre del G20 (Seúl, 11 y 12 de noviembre) y a pocas semanas de que se celebre en Cancún la próxima cumbre sobre el Cambio Climático. También acogió varios encuentros bilaterales como el mantenido entre los primeros ministros Wen Jiabao y Naoto Kan enfrentados por la disputa territorial sobre las islas Sentaku/Diaoyu. La Cumbre aprobó el 5 de octubre, la Declaración “Hacia una más efectiva Gobernabilidad global”. Destaca el apoyo a una reforma de las cuotas del FMI que refleje adecuadamente el peso y las responsabilidades de las potencias emergentes en la economía mundial, un tema tratado en la cumbre del G20 celebrada en Seúl el 11 y 12 de noviembre. La UE mostró su disposición a ceder parte de su peso a las potencias emergentes, hasta dos de las nueve sillas que ocupa en el FMI.

 

b)   Mayor interés suscitó la 13ª Cumbre UE-China reunida el 6 de octubre con la asistencia del primer ministro chino Wen Jiabao. Se trataron temas claves como la valoración del yuan que afecta a las balanzas comerciales de los países de la UE o la situación de los Derechos Humanos en China. Todos ellos quedaron sobre la mesa sin acuerdo alguno. Más que un acercamiento se constató como aún persisten posiciones distantes entre la UE y China. Pero las diferencias también se dan entre los 27 miembros de la UE a la hora de afrontar el reto chino. Siguen priorizando los intereses estatales sobre los comunitarios.

 

La UE es el primer socio comercial de China y esta es, tras EEUU, el segundo socio comercial de la UE. En la primera mitad de 2010, China representaba el 8,5% de las exportaciones y el 17,8% de las importaciones totales de la UE. Según Eurostat, el valor del comercio exterior de mercancías de la UE se triplicó entre 2000 y 2009. Las exportaciones a China se incrementaron desde 26.000 millones a 82.000 millones de euros. También las importaciones subieron de 75.000 millones en 2000 a 248.000 millones en 2008 si bien cayeron a 215.000 millones en 2009 debido a la crisis económica. Alemania es el primer exportador a China (47%), seguido de Francia (10%), Italia (8%). Alemania también es el primer importador (23%) seguido de Holanda (17% por el “efecto Rótterdam”, Reino Unido (13%) e Italia (10%). Pero el déficit comercial de la UE con China sigue imparable y afecta a todos los estados excepto Irlanda y Finlandia. Los mayores desequilibrios afectan a Holanda, Reino Unido, Italia, España y Francia. En cambio, la UE gozó en 2009 de un superávit comercial en los servicios. La UE es también un inversor neto en China.

 

Los europeos acusan a China de infravalorar el tipo de cambio del Yuan para mantener, y si cabe incrementar, sus exportaciones a la UE. Una situación que perjudica la competitividad de las empresas europeas, alimenta el déficit comercial comunitario e interno y dificulta la recuperación económica y la creación de empleo en la UE. Existen otros conflictos como el de la insuficiente protección de los derechos de la propiedad industrial e intelectual en China. Pekín también ha endurecido el trato de las empresas europeas que operan en China. Las alemanas se quejan contra la agresividad de las empresas estatales chinas que, con el apoyo financiero gubernamental, desarrollan prácticas de “dumping” con las que ganan mercados y contratos públicos. BASF y Siemens han criticado las prácticas chinas que condicionan el acceso al mercado interior chino a las transferencias de tecnologías o de know-how por parte de los inversores. La UE también deberá competir con China para adquirir los llamados “materiales raros” imprescindibles para industrias como las alemanas. En este delicado tema Pekín ya enseñó sus dientes a Tokio en septiembre.

 

En Bruselas Wen Jiabao hizo oídos sordos a las pretensiones europeas de que el yuan se aprecie gradualmente para frenar las actuales tensiones monetarias. Pekín anunció en junio, antes de asistir a la cumbre del G20 de Toronto, que dejaría apreciar el yuan. Pero desde entonces solo subió un 2% respecto al dólar pero cayó un 9% respecto al euro.

 

Wen Jiabao utiliza la tradicional estrategia china de quejarse más que su interlocutor. Se excusa en que China es aún un país en vías de desarrollo que precisa la cooperación ajena para seguir creciendo económicamente, aunque sea a costa de los demás. Insiste en que China es un país emergente con una baja renta per cápita que debe crear más empleo para seguir la senda del desarrollo económico. Wen Jiabao dejó claro, en su intervención en Europe-China Business Forum, que una rápida y amplia apreciación del yuan causaría una catarata de cierres de empresas exportadoras chinas con una perdida de millones empleos, algo que provocaría una gran inestabilidad social en su país. Y concluyó que si China sufre conflictos económicos y sociales sería un desastre para el comercio mundial.

 

Pero el subdesarrollo chino no encaja con que China cuente con la mayor bolsa de reservas de divisas del mundo. Además de Bruselas, Wen Jiabao visitó Grecia, Italia, Alemania y Turquía lanzando el mensaje de que Pekín hará grandes esfuerzos para apoyar la estabilidad del euro aportando una generosa ayuda financiera a los países de la zona euro afectados por la crisis financiera. Desde principios de 2010, Pekín ha comprado deuda de España, Portugal, Irlanda y Grecia. Le urge diversificar sus compras de bonos extranjeros hasta ahora muy concentradas en los de EEUU. En su tour europeo, China se comprometió a seguir comprando bonos del tesoro y a invertir en proyectos de infraestructura o logísticos. Pero cabe recordar que los préstamos deberán devolverse. Y cuando más compren, menor será el margen de maniobra política de los países deudores europeos ante el acreedor chino. También las inversiones chinas facilitarán el desembarco de sus empresas y sus productos en el mercado interior europeo. Grecia e Italia sacaron una buena tajada del maná chino. Pueden convertirse en la puerta de entrada china en Europa. También España, Irlanda e incluso Hungría, Polonia y otros estados de Europa del este aspiran a serlo.

 

La estrategia china en la UE es clara: “divide y vencerás”. No asume compromisos en Bruselas pero si los busca en Atenas o Roma. Podría ayudar directamente al euro incrementando el valor del yuan pero prefiere ayudar financieramente a los países miembros de la zona euro. China confía que saciando las necesidades financieras de varios miembros de la UE, ganará aliados dentro de la UE para frenar las presiones de Bruselas para que aprecie el tipo de cambio del yuan.

 

A falta de una sola y firme voz europea, Pekín prefiere tratar separadamente con Berlín, París, Londres o Madrid. Y ya se sabe que cada Estado prioriza sus intereses nacionales. Nicolas Sarkozy normalizó sus relaciones con China durante su visita oficial a Pekín en abril y las reforzó, con ocasión del último viaje del presidente Hu Jintao a París del 4 al 6 de noviembre.  Buscó el apoyo chino a sus ambiciosos propuestas para la reforma del sistema monetario internacional. Quiere asegurarse el éxito en la próxima cumbre del G20 que organizará y presidirá Francia en 2011. También Angela Merkel visitó oficialmente Pekín en julio para apoyar a las empresas alemanas que operan en el complejo mercado chino. Alemania es el primer socio comercial de China en la UE con unos intercambios comerciales que alcanzaron la cifra de 20.700 millones de euros en 2009, con un claro superávit comercial favorable a China. Y los inversores chinos están invirtiendo, al igual que los rusos y árabes, en el mercado inmobiliario de Londres. Y Madrid presume tener unas excelentes relaciones “políticas”, aunque las comerciales son aún escasas, y confía que Pekín siga comprando deuda pública española.

 

c)   Las relaciones entre la UE y China son cada vez más complejas y contradictorias. Crece la interdependencia económica pero las relaciones políticas han empeorado. China asciende económicamente pero persiste con su modelo capitalista sin pluralismo político, lejos de los valores democráticos que comparten la UE y EEUU. En los dos últimos dos años se han producido situaciones políticamente tensas como las que durante la presidencia francesa en 2008 obligaron a aplazar la 11ª Cumbre UE-China, celebrada finalmente en Praga el 20 de mayo de 2009.

 

Los resultados de la 13ª cumbre UE-China en Bruselas fueron otra vez agridulces. El Comunicado Conjunto Final expresaba el compromiso de las partes de abrir una nueva etapa en las relaciones UE-China. Pero no mencionó ningún acuerdo concreto sobre los temas clave como la conveniente apreciación del yuan que provoca los actuales desequilibrios comerciales. Tampoco referencia alguna a la cuestión de los Derechos Humanos en China. Herman Van Rompuy y Juan Manuel Barroso afirmaron haber dialogado abiertamente con Wen Jiabao sobre este espinoso tema y insistieron en que China debe  ratificar el Pacto Internacional sobre los Derechos Civiles y Políticos aprobado por las NNUU en 1966. Pekín solo ha ratificado el Pacto Internacional sobre los Derechos Económicos, Sociales y Culturales. El dossier sobre los Derechos Humanos irrita a China como quedó patente con su airada reacción tras anunciarse el 8 de octubre la concesión del Premio Nóbel de la Paz al disidente chino Liu Xiaobao.

 

En la cumbre de Bruselas la UE y China pusieron sus cartas sobre la mesa y allí quedaron. Otra oportunidad perdida. La UE no logró transmitir un mensaje unitario a Pekín. Debería estrechar la colaboración con EEUU, Japón, India, Corea del Sur y otros países asiáticos para lograr que Pekín asuma sus responsabilidades internacionales en temas como los Derechos Humanos, el calentamiento global y la proliferación nuclear en Irán y Corea del Norte. Pero parece que Pekín va a lo suyo: proseguir con su desarrollo económico y posicionarse firmemente en los mercados mundiales. También en el mercado interior europeo.

 

El Tratado de Lisboa constituyó un gran avance institucional para lograr una UE más coordinada en la escena mundial. Pero el problema de fondo es la falta de voluntad de los Estados para adoptar posiciones comunes en la política exterior. China lo sabe y actúa en consecuencia. Tras la gira europea de Wen Jiabao en octubre, también el presidente chino Hu Jintao visitó Portugal y Francia a principios de noviembre. Fue recibido con una gran alfombra roja. Mientras la UE no acaba de sumar, China crece y se crece ante la UE.

  Publicado en ESADEgeo, el 5 noviembre 2010

Páginas: 1 2

  • Comentarios desactivados en Cumbres UE-Asia: China crece y se crece, la UE no suma

Aeroport autònom de Barcelona

Posteado el Octubre 17th, 2010 en Catalunya - Europa,Presentació,Publicacions / Publicaciones por Jaumegine

Àsia es una nova prioritat per a les empreses catalanes. Compten amb una gran aliat: el Port “Autònom” de Barcelona que, gràcies a una bona gestió, afavoreix el comerç exterior amb l’àrea de major creixement econòmic mundial. No es pot dir en canvi el mateix de l’aeroport “no autonòm” de Barcelona. Aquest pateix una clara manca de vols directes amb Àsia.

 L'aeroport, amb la nova T1 i una T2 renovada, tindrà capacitat per rebre fins a 50 milions de passatgers anuals. Això permet obrir noves rutes amb Àsia amb una ferma estrategia: fer negocis i captar el creixent turisme asiàtic. Ara, Singapore Airlines, Qatar Airways i Turkish Airlines ofereixen ja unes bones connexions. També Pakistan Airlines serveix una ruta amb Islamabad i Lahore que es sustenta en la nombrosa comunitat pakistanesa de Catalunya.

Hi ha estudis que asseguren la viabilitat d'obrir rutes amb a la Xina, Japó i l'Índia. Es basen en el nombre de viatgers que, des de Barcelona, ja hi volen a través d'escales intermèdies. També per les perspectives del turisme asiàtic, sobretot xinès. Però les noves rutes competirien amb Madrid.

Per estructurar l'aposta asiàtica cal afrontar un greu handicap polític. El Ministeri de Foment, a través d'AENA, controla la gestió de l’aeroport de la capital catalana. I les justes pretensions de la Generalitat, de l'Ajuntament de Barcelona i de les Cambres de Comerç catalanes per aconseguir una gestió autònoma no coincideixen amb les prioritats ministerials i d'AENA, dictades des de i per a Madrid. 

El canvi de l'actual model centralista de gestió de l'aeroport és una necessitat urgent. L’Aeroport de Barcelona, també com el Port, ha de ser “autònom”.

 Publicat a l'AVUI, el 17 octubre 2010

Páginas: 1 2

  • Comentarios desactivados en Aeroport autònom de Barcelona

Competitivitat de les Administracions Públiques

Posteado el Octubre 5th, 2010 en Catalunya - Europa,Presentació,Publicacions / Publicaciones por Jaumegine

España ha retrocedido nueve puestos en el ranking del índice de competitividad mundial 2010 del World Economic Forum. Ha pasado del 33º al 42º lugar. En 2009 ya había bajado del 29º al 33º. Esta claro que el puesto 42º, entre 139 países, es malo para quien quiere sentarse en el G20. El Foro de Davos mide nuestra competitividad en base a doce factores. Donde se suspende estrepitosamente, entre otros, es en el marco institucional (pasando en un año del 49º al 66º)  y en el mercado laboral (del 97º al 115º). Y en el índice “Doing Business” 2010 del Banco Mundial, España se situó en el puesto 62º entre 183 países, bajando 11 puestos. Esto ocurre en el país con más alto paro de la UE.

 

El mensaje internacional es claro. Perdemos competitividad. Y nos dicen el porque. Todos los organismos internacionales  han recomendado a España tomar medidas exhaustivas y creíbles. Algunas se han aprobado. Pero, como ocurre en las empresas lo que cuenta -más allá de los discursos retóricos- son los resultados. Y la Comisión Europea anuncia que la economía española puede en 2010 decrecer otro 0,3% mientras la zona euro crece un 1,7 % y Alemania un 3,4 %.

 

Los Gobiernos, Central y Autonómicos, deben afrontar los retos de la Globalización. Para lograrlo los políticos deben conocer más y mejor la realidad internacional y saber como actúan nuestros competidores más eficientes. Muchas empresas apuestan, con éxito, por abrirse al exterior. Otras no pueden porque no cuentan con un marco institucional eficiente que las apoye. Algunos gobernantes viajan al exterior pero siguen actuando mentalmente en clave de política interior. En el reciente encuentro organizado por el FMI y la OIT en Oslo el presidente Zapatero dejó perplejo a muchos. No es la primera vez. En otro reciente viaje a Japón y China parecía más preocupado en lograr que nos compren más deuda española, que debe devolverse con intereses, que en reforzar decididamente nuestra presencia comercial en Asia.

 

La salida de la crisis no vendrá de China o Alemania. Ellos van a lo suyo. Dependerá de que aquí se completen reformas estructurales pendientes. Pero ello requiere decisión y coraje político, y no pensar solo en clave electoral. Alemania superó la crisis gracias a la complicidad entre el Gobierno, los empresarios y los sindicatos. Solo trabajando más se saldrá de la crisis. El principal objetivo: salvar las empresas y los puestos de trabajo. Si no se mitiga el paro subirá más la financiación del subsidio de desempleo y habrá menos dinero para ahorrar, invertir y crear empleo. Y crecerá el malestar social.

 

Superar la crisis requiere que todas las Administraciones Públicas, políticos y funcionarios, sean más eficientes. Deben insistir en el control del gasto para destinar más recursos a prioridades básicas como la educación y el fomento del i+d. Sorprende ver que el Gobierno, en su presupuestos para 2011, vuelva a recortar la partida de Ciencia e Innovación ya fue recortada un 15% en 2010. Habrá fuga de cerebros. Y que 40.000 alumnos quedan cada año fuera de la FP por falta de plazas mientras los universitarios no encuentran una salida laboral adecuada. Según la OCDE, España solo destina el 4,3% de lo generado por el PIB en educación. Noruega y Suecia el 6,8% y 6,7%.

 

Las Administraciones Públicas, españolas y catalanas, deben al igual que las empresas, ser más competitivas en un mundo cada vez más global e interdependiente. Compiten con otras administraciones, estatales o subestatales, más eficientes. Somos los primeros jugando a fútbol pero en competitividad global, según el Foro de Davos y el Banco Mundial, se esta perdiendo muchos puntos.

 Publicat al Centre d'Estudis Jordi Pujol, el 5 octubre 2010

Páginas: 1 2

  • Comentarios desactivados en Competitivitat de les Administracions Públiques
Próxima Página »